Comisiones

Inauguración de LIBER 23. Los editores alertan del reto de proteger la creación frente a la incertidumbre que genera la Inteligencia Artificial

El ministro de Cultura y Deporte, Miquel Iceta, inauguró ayer la 41 edición de LIBER, en un acto en el que estuvo acompañado por la Embajadora de Polonia, País Invitado de Honor de esta edición, Anna Sroka, el presidente de la Federación de Gremios de Editores de España, Daniel Fernández, y el ministro de Cultura griego, Dr Christos Dimas, país que también ha acudido a la feria para mostrar su actividad editorial.

Durante la inauguración, Daniel Fernández, destacó que a pesar del buen momento que vive el sector del libro, sobre él se ciernen algunas preocupaciones como la irrupción de la Inteligencia Artificial. “El sector del libro vive un buen momento tanto por el mantenimiento de los índices de lectura registrados durante la pandemia como por el crecimiento de la facturación del sector. Pero el momento actual plantea también algunas incertidumbres como es la irrupción de la Inteligencia Artificial”, ha señalado.

Durante su intervención recordó la importancia de “proteger la propiedad intelectual. Tenemos la oportunidad de establecer las barreras que impidan que sucedan situaciones como la vivida con el desarrollo del libro digital. Contamos con la legislación por lo que sólo es necesario aplicarla para salvaguardar la creación humana”. Fernández apuntó que “frente al trabajo de autores y editores se encuentran grandes corporaciones con grandes intereses económicos que nunca quieren pagar y, si no se pone remedio, se servirán gratuitamente de la labor desarrollada por estos”.

En este sentido, Miquel Iceta planteó dos objetivos “mínimos a alcanzar a corto plazo”. El primero de ellos es saber si la obra que uno está leyendo es fruto del trabajo de un ser humano o de una máquina “para que cada uno pueda juzgar”. “El hecho haberles presupuesto inteligencia a unos algoritmos es ya discutible, pero lo que no es discutible es que somos capaces de apreciar la belleza de determinadas creaciones que son fruto de la inteligencia artificial, pero que aún así tenemos derecho a saber cómo se han producido”, indicó. En segundo lugar, el ministro recordó que las obras que la inteligencia artificial produce son a partir de obras “preexistentes”. “Queremos poder trazar los derechos de autor de aquellas obras que han servido de alguna manera a un derivado del cual también se obtiene después un beneficio económico”, añadió.

Con la participación de 373 expositores de 13 países, entre ellos Polonia, invitado de honor, Grecia o China, LIBER celebra su 41 edición como eficaz plataforma de internacionalización para el sector del libro en español. Del 3 al 6 de octubre, la emblemática feria facilitará encuentros comerciales con compradores de más de 50 países, atrayendo también a profesionales nacionales de las cadenas de valor y suministro de libros para cerrar ventas, identificar tendencias y analizar los últimos retos sectoriales.

Daniel Fernández agradeció la presencia de Polonia como país invitado de honor de esta edición de LIBER. “Calderón de la Barca en “La vida es sueño” colocó a Segismundo como príncipe de Polonia, quizá porque para todos era un país lejano. Hoy, existe un mayor conocimiento y cercanía a un país con el que compartimos también algunas raíces culturales. Su presencia en la edición de este año nos va a permitir conocer mejor y establecer lazos entre los sectores del libro de ambos países”. Asimismo, quiso destacar la importante presencia de otros países en la feria, como es el caso de Grecia o de China que contarán con espacios en la Feria.