Comisiones

¿Por qué se piratea la cultura escrita?

Compartimos el artículo publicado el 28 de noviembre por CEDRO: ¿Por qué se piratea la cultura escrita?

El robo digital de contenidos editoriales no se debe a una cuestión económica. El Observatorio de la Sostenibilidad de la Cultura Escrita revela que se accede más a estas publicaciones de forma fraudulenta en los entornos con mayor cultura y mayor nivel adquisitivo.

Esta iniciativa de CEDRO pone de manifiesto la situación de desventaja competitiva que sufren los autores y editores españoles respecto a sus homólogos europeos por dos motivos principales: la falta de remuneración de derechos de autor por la reutilización de sus obras y el crecimiento de la piratería digital.

El robo digital de contenidos editoriales es cada vez mayor

La digitalización del sector editorial ha traído consigo un incremento de la piratería —a pesar de los esfuerzos de los creadores y las mejoras en el marco normativo para proteger las obras originales— que compromete la sostenibilidad del sector editorial. 

Los accesos de internautas a páginas web en las que se comparten contenidos ilícitos crecieron un 21,25 % en 2022, pero en el caso del sector editorial, estos datos son más alarmantes. De hecho, el 27,5 % de los accesos que se hacen a páginas web ilícitas son de contenido editorial, lo que supone un crecimiento del 59,14 % respecto al año anterior. Además, los internautas hispanohablantes acceden un 15 % más a páginas ilícitas que el resto de los usuarios de otros países, lo que implica un mayor perjuicio para autores y editores españoles. 

Las razones 

Ante este crecimiento del robo digital de contenidos, el Observatorio de la Sostenibilidad de la Cultura Escrita trata de entender este comportamiento. Por un lado, a través del nivel cultural de los usuarios, ya que aquellos países que tienen mayores índices de desarrollo cultural registran mayores niveles de piratería. De hecho, el nivel de acceso a contenidos editoriales ilícitos desciende en aquellos países que tienen menor desarrollo cultural en un 59,81 %. 

Por otro lado, estudiando el nivel económico se percibe una correlación entre el PIB de un país y los accesos ilícitos a estas páginas del 71 %, lo que implica que las economías fuertes generan demandas culturales fuertes y, en consecuencia, más robo digital de contenidos editoriales. Esto quiere decir que la falta de recursos no explicaría el acceso ilegal a obras editoriales

Entonces, ¿por qué se piratea la cultura escrita? Los factores apuntados para intentar entender este comportamiento son la falta de conocimiento, ya que muchos usuarios no saben identificar si el contenido que consumen es ilícito, y una disonancia cognitiva, puesto que quienes roban estos contenidos saben que está mal, pero lo hacen por motivos prácticos.

Las soluciones 

Desde CEDRO planteamos también algunas propuestas para mejorar esta situación que viven los autores y editores españoles. En concreto, para abordar el robo digital de contenidos pedimos: 

Impulsar medidas legislativas dirigidas a la lucha contra la piratería y que permitan dar una respuesta ágil en el ámbito de las plataformas tecnológicas, incluidos los servicios de mensajería como WhatsApp. 

Educar y formar en buenas prácticas sobre la propiedad intelectual en todos los ámbitos de la sociedad, especialmente en la comunidad educativa. 

Accede al Observatorio de la Sostenibilidad de la Cultura Escrita aquí.